AÑO: 1996

TÉCNICA: Pintura al fresco sobre el muro

SUPERFICIE: 300 m2

EDIFICIO: Capilla del Santísimo en la iglesia de la Espluga Calba

LUGAR/COMARCA: Espluga Calba (Garrigues)

 

En el caso de l’Espluga Calba la temática que me propusieron, LAS BIENAVENTURANZAS, me exigieron un largo proceso de estudio de los símbolos que las representasen.

Después del estudio de la tradición iconográfica, opté por crear una amplia escenografía: en el muro del fondo de la nave, una colina (ubicación del Sermón de la Montaña, Predicación de las Bienaventuranzas) es el punto de partida de un amplio paisaje que se extiende en los muros laterales. Unos caminos perpendiculares representan las Bienaventuranzas. El espectador de las pinturas se convertirá en el protagonista de esta escena de símbolos.

El altar sigue la tradición iconográfica de la Apocalipsis con la representación de la Nueva Jerusalén, materializada en la forma del pueblo de l’Espluga Calba.

La vueltas del techo enlazan las dos temáticas con símbolos de la Inefable: luz y fuego, caminos y fuente de agua.

La luz y los colores del paisaje de les Garrigues son los recursos que integran el conjunto de la composición.