Conjunto de pinturas murales al fresco. Total 80 m2 El monte Carmelo, se sitúa como fondo del presbiterio y representa el carácter simbólico del ascenso a la montaña fértil. En el lateral derecho los veinte misterios del rosario, conjunto de escenas representadas de manera muy sintética y que relatan el Nuevo Testamento.