TÉCNICA: Pintura al fresco sobre el muro
AÑO: 2007
EDIFICIO: Iglesia Parroquial de Santa María del Alba
POBLACIÓN/COMARCA: Tàrrega (L’Urgell)
DIMENSIONES: 180 m2

 

Las pinturas ocupan el muro y los arcos de la parte derecha del crucero, a la izquierda del Altar Mayor.

El conjunto Nativitas sigue una simetría compositiva en relación a Resurrectio. En los primeros estudios el artista sitúa, en los extremos del arco que cubre la escena central, unas referencias al profeta Isaías con las brasas que purifican sus labios y también a San Juan Bautista, que clama en el desierto. En la  parte central del arco, la estrella y el ángel anunciador. El muro frontal tiene como telón de fondo un gran paisaje de invierno del Urgell con montículos, caminos, árboles y animales, todo ello amenazado por la intervención del hombre.

El nacimiento lo ubica en una estancia integrada en el paisaje, con las figuras que aparecen en la tradición iconográfica, pero huyendo de la representación de la adoración para buscar una escena más íntima i próxima:la madre i el hijo, envuelto en un trapo blanco, es un elemento simétrico al sudario de la Resurrección. El pare, abatido, sostiene la vara florida en alusión al árbol de Jesé. Al fondo de la escena hallamos el buey y la mula. Como representación de la Epifanía, manifestación a los homes de Dios encarnado, una alusión a los magos de Oriente y a las ofrendas de oro (realeza), incienso (divinidad), y mirra (muerte como redención).